Reseña #69 | El chico que dibujaba constelaciones - Serendipia

domingo, 1 de diciembre de 2019

Reseña #69 | El chico que dibujaba constelaciones

¡Buenos días lectores! Arrancamos diciembre con reseña de una de mis autoras favoritas, la mágica Alice Kellen.
¿Empezamos?


Ficha:
ISBN: 978-19-76833-03-8 | Autora: Alice Kellen| Páginas: 245 | Editorial: Autopublicado | Ficción; Romance; New Adult | ⭐ 
Esta es una historia de amor, de sueños y de vida.
La de Valentina. La chica que no sabía que tenía el mundo a sus pies, la que creció y empezó a pensar en imposibles. La que cazaba estrellas, la que anhelaba más, la que tropezó con él. Con Gabriel. El chico que dibujaba constelaciones, el valiente e idealista, el que confió en las palabras «para siempre», y creó los pilares que terminaron sosteniendo el pasado, el ahora, lo que fueron y los recuerdos que se convertirán en polvo.

Aunque ustedes la estarán leyendo al día siguiente, me siento a escribir esta reseña a escasos veinte minutos de haber terminado esta historia, aún con lágrimas en los ojos y el corazón calentito. Si gente, Alice Kellen me conquistó una vez más.

Ya les hablé en otros posteos de lo mucho que me había gustado la trilogía de #VolverATi a pesar de que aún tenga pendiente la última parte; y no olvidemos lo mucho que amé El día que dejó de nevar en Alaska, que fue de mis mejores lecturas de 2018. En serio, ese libro me gustó tanto que no pensé que otro libro de la misma autora pudiera conmoverme más. Me equivoqué.

El chico que dibujaba constelaciones narra la historia de Gabriel y Valentina. Y sí, es una historia de amor, pero también es una historia de vida.

Valentina es una chica sencilla, trabaja para una familia haciendo las tareas de la casa y estudia algunas noches a la semana. Vive su vida rutinariamente y sin aspirar a más. No piensa en desafiar ningún tipo de norma, no piensa siquiera en empezar a soñar con improbables. Gabriel, por otro lado, es un jóven divertido y escandaloso. La rebeldía le corre en la sangre y sueña con un mundo mejor.

Cuando sus mundos chocan, no hay vuelta atrás. No saben bien por qué, pero ya no pueden imaginarse la vida sin el otro, y poco a poco, comenzarán a construir su historia.

"La vida eran instantes, fotografías que se quedan en nuestra memoria, palabras sueltas que nos guardamos incluso sin saber por qué".

No estoy segura de haber leído nunca un romance como este. En la literatura hay historias de amor preciosas, no lo dudo, pero esta historia es tan real que te llega hondo.

En los primeros capítulos, si bien me encanta la pluma de la autora, me cuestionaba cuál era la trama. Como lectores, estamos super acostumbrados a que toda historia tenga comienzo, desarrollo, nudo y desenlace, con algunos giros acá y allá, pero en esencia es eso. Esta historia parecía ser lineal y eso me desconcertó, pero fue un sentimiento pasajero, porque entendí que lo importante era lo que estaba contando. La importancia de las palabras, de los recuerdos.

La ambientación es una belleza. Recorremos esta historia de amor desde sus inicios en los sesenta, siendo Valentina y Gabriel unos jóvenes enamorados, y rememoramos junto a ellos su vida entera. Me encantó la forma de mostrar cuál era la moda del momento, el contexto político y social, creo que esta reflejado de forma extraordinaria en la historia.

Fue maravilloso ver el avance social a través de los años, sobre todo el impacto que tuvo en Valentina (gracias también, por supuesto, a Gabriel). Es un detalle que me fascinó.

El sentido del título y como su significado va hilando la historia de los protagonistas es muy original y muy bello. No quiero extenderme para no hacer spoilers, pero quería hacer mención de eso porque es un detalle hermoso.

El final es duro y se deja ver desde el principio. Iba a decir que me hizo llorar, pero venía lagrimeando desde la mitad del libro así que en todo caso: me hizo llorar más.
De todas formas, lo importante es el recorrido. Vemos crecer a una pareja increíble. Es una historia de amor auténtica, con altibajos y conflictos reales. Me encanta como se refuerza la idea de que el amor es también una construcción, algo de todos los días. Me emocioné un montón y creo que es de esas historias en las que todo el mundo se va a sentir reflejado en algún punto, y por eso también es tan maravillosa.

“Tiempo después llegué a pensar que fue cosa de magia. Que aquel día, cuando pasé por tu lado en esa calle, alguien nos lanzó un hilo invisible que nos conectó a los dos y nos mantuvo sujetos con fuerza.”

No sé bien como hacer una conclusión, sinceramente es un libro que me dejó muy emocionada y conmocionada. Con los sentimientos a flor de piel les digo que es un libro que TIENEN que leer. Una historia preciosa e íntima, super detallista y amorosa, que se quedará en sus corazones para siempre. 


¡Y eso es todo por la reseña de hoy! ¿Disfrutan de leer historias de amor? Lxs leo en los comentarios♥.


No te olvides que podés seguirme en todas mis redes para enterarte de las novedades del blog y que comentemos juntos nuestras lecturas actuales:

Twitter: @RomiBrust
Goodreads: RomiBrust
Instagram: @SerendipeddBlog
Youtube: Romina Brust


¡Muchas gracias por leer!



6 comentarios:

  1. Te ha quedado una reseña preciosa :) La verdad es que la autora me sorprendió mucho con El día que dejó de nevar en Alaska, y tengo ganas de leer más cosas de ella.
    Me alegra que esta lectura te haya gustdo :)
    Besoos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hoooola!

    MAdre mía que pedazo de reseña jajaj creo que has sabido transmitir perfectamente todo lo que ha significado este libro :D
    Veo que es una historia de amor preciosa, pero no sólo eso, sino que va más allá y también es una historia sobre la vida misma, sobre el contexto social. Eso de que veamos evolucionar a la pareja me encanta, muchos libros románticos se centran siempre en el principio y es algo que me aburre ya un poco, también me apetece ver el "después" jajaj

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Lo leí a inicios de año y automáticamente sabía que se había convertido en una de mis mejores lecturas del año. Es tan bonito y a la vez me destrozó tanto el corazón... :( Gran libro, sin duda.

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Romi! De la autora solo leí El día que dejó de nevar en Alaska, pero me encantó. Creo que a este libro no se le ha dado tanta publicidad y después de leer tu reseña no entiendo por qué. Me dieron muchas ganas de agarrarlo YA. Jaja. Espero poder leerlo este verano, la verdad es que me encantó lo que contaste y sin dudas me va a gustar. Creo que ya lo sabes pero contesto por las dudas: AMO leer historias de amor, el romance es uno de mis subgéneros favoritos ♡

    ¡Besitos, nos leemos!

    ResponderEliminar
  5. Holaaa Ro!!!!
    Ayyyy Alice Kellen es mi autora fav de romance DE TODOS LOS TIEMPOS!! Es que sus historias no pueden ser más preciosas y llega otra y se supera!!! Esta la tengo super pendiente y no paro de escuchar cosas increíbles sobre esta historia de amor nvjdnvsk ayyyy lo que contaste!!! ME DIERON UNAS GANAS TREMENDAS DE LEERLA YAAA!! jajaja
    Me alegra un montón que hayas disfrutado de su pluma y que te haya conmovido tanto <3<3<3

    Gracias por la reseña, fue hermoso leerte!!
    Un beso grande, nos estamos leyendo

    ResponderEliminar
  6. Coincido casi en absolutamente todo, lo único que no me convenció de esta lectura fue el hecho de que su vida siempre se centraba en Gabriel, nombra a una de sus amigas de vez en cuando y solo por un trabajo. O sea entiendo que él haya sido un guia y le haya dado el empujon que necesitaba para ser ella misma, pero bueno. También entiendo que sea por la forma de diario en la que está escrito pero bueno, me molesto que girara alrededor de él todo el tiempo, sobre todo, cuando lo veía tan perfecto siendo que también cometía errores. Pero a medida que se avanza esta genial como se va observando el desarrollo como pareja, sus altos y sus bajos, etc. Asi que sí, lectura totalmente recomendada.

    Atte Lecturas Nocturnas y Secretas Blog

    ResponderEliminar